dijous, 31 de gener de 2013

SI EM PARLES DEL DESIG



Por José Luis García Herrera

Este verano, en las tardes estivales de Menorca, junto a la playa de son Xoriguer, en noches que invitan a ejercer la poesía más allá de la palabra, he leído un hermoso libro de poesía del poeta valenciano, de Puçol, Manel Alonso i Català, titulado Si em parles del desig (Si me hablas del deseo). Un libro que mereció el premio de poesía Antoni Matutano 2010-Vila d'Almassora.
Un libro que gira en torno a uno de los temas más presentes en la poesía de Manel Alonso, el erotismo, que ya viene plasmado, o evocado en la palabra deseo que aparece en el título.
El cuerpo femenino, las partes más sensuales y erógenas de ese cuerpo anhelado, deseado y necesario, es el protagonista de esos poemas que, como piezas que van cayendo tras un telón de sombras, completan o desnudan el placer y la fantasía evocadas a través del sentido (de todos los sentidos) y del recuerdo de ese instante donde dejamos de ser nosotros mismos para fundirnos en esa oleada de calor en la que respiramos la vida con el ansia de asfixiarnos de vida.
Y el poeta se detiene en las metáforas para expresar aquello que, por forzosa necesidad, por mor del lenguaje poético, en homenaje a la tradición popular, debe cubrirse de belleza y misterio. Así, los pechos son "pirámides turgentes", el sexo es "tulipanes abiertos y rosados" y el pubis " pétalos de terciopelo".
Unos poemas que tejen y destejen la línea entre el erotismo y el sexo, que ahondan en ese particular mundo interior (muchas veces inconfesable) del deseo, que encuentran la palabra justa a través del tacto, que a través del tacto (real o soñado, ¿donde se enmarca la línea del deseo?) se hacen palabra y verso.

********
Publicado el 29 de septiembre de 2010 al blog del poeta José Luis García Herrera

Cap comentari:

Publica un comentari